20Octubre2014

Usted está aquí: Inicio El Gran Chaco Chaco Paraguayo Flora Bosques Inundables

Bosques inundables

Bosques inundables

Los cambios en la geomorfología del terreno, con leves depresiones poco perceptibles sobre la superficie y los tipos de suelos con un mayor contenido de arcillas, muy impermeables, inundables algunos meses del año, a causa de las lluvias, muy compactos, estructurados y arcillosos o arcillo-limosos, del tipo gleycos tales como los gleysoles y vertisoles, hacen que se desarrollen asociaciones típicas con especies que soportan cierto grado de asfixia en los suelos.

La fisionomía de la vegetación varía de acuerdo a las especies dominantes de éstos bosques, produciendo variaciones dentro del paisaje del bosque xerofítico típico. Se caracterizan por lo general por estar dominados por una o dos especies en el estrato superior, son pobres en diversidad y en el sotobosque abundan especies de naturaleza palustre, es decir, que pueden tolerar por cierto período de tiempo, la inundación de los suelos; la humedad de estos también ayuda a aumentar el número de gramíneas..

Por lo general ocupan escasa superficie y en las imágenes de satélites se los detectan como pequeños puntos o manchones dentro de toda la formación xerofítica.

Las especies que aparecen dentro de estas asociaciones a veces se encuentran en ambas regiones naturales del país; como ejemplo se menciona a Calycophyllum multiflorum, Salix humboldtiana var. martiana y Tessaria integrifolia, Tessaria dodonaefolia; otras si bien se hallan geográficamente en ambas regiones como por ejemplo el litoral del Río Paraguay son consideradas especies "chaqueñas" debido a que responden a asociaciones edafobotánicas de suelos del tipo "chaqueño" como los mencinados más arriba; entre estas especies se mencionan; Copernicia alba y Tabebuia nodosa y otras que aparentemente se hallan solo en la región Occidental como: Prosopis nigra, Prosopis ruscifolia, Prosopis alba y Geoffroea decorticans.

Atendiendo a la dominancia de las especies leñosas, se tienen las siguientes denominaciones:

1. Bosque claro con algarrobo ("algarrobales")

Se desarrollan sobre suelos con depresiones o leves pendientes, impermeables y con poca disponibilidad de agua, inundables temporariamente. La especie dominante y casi única en el estrato superior es el "algarrobo negro", Prosopis nigra y en algunos casos el acompañan, pero en menor abundancia, Caesalpinia paraguariensis, Tabebuia nodosa, Phyllostyllon rhamnoides, Acanthosyris falcata.

No siempre desarrolla estrato arbustivo pero eventualmente pueden aparecer algunas especies tales como: Parkinsonia aculeata, Capparis tweediana, Celtis pallida, Coccoloba spinescens yZiziphus mistol.

El sotobosque es predominantemente ralo y con especies que soportan inundaciones periódicas, tales como: Solanum glaucophyllum, Senna pendula, Stemodia palustris y Ruellia tweediana.

HUECK (1978) Y ESSER (1982) mencionan que el sotobosque del algarrobal es denso, en donde las bromeliáceas como Bromelia sp.y Dyckia sp.ocupan grandes extensiones en el suelo, entre los árboles; ESSER (1982) menciona además que son abundantes las lianas entre las que se destacan malpigiáceas, asclepiadáceas y menispermáceas.

LOPEZ GOROSTIAGA (1984) menciona a éste bosque como un "campo matorral" adaptado a las depresiones del terreno; menciona además que ocupan suelos originariamente cubiertos porCopernicia alba y en donde el tenor de precipitación es menor e inician el proceso de sucesión vegetal hacia la formación del bosque heterogéneo.

Según SPICHIGER et al. (1991), éstos bosques colonizan suelos con régimen hídrico muy contrastado a lo largo del año, secos en invierno y húmedos en verano; CABRERA (1976) menciona que éstas comunidades habitan suelos bajos, fácilmente inundables y con horizonte superior destruido; CABRERA (1976) et al (1981) mencionan que cuanto más elevada es la alcanidad del suelo, más grande es la suplantación de Prosopis alba por Prosopis nigra; sin embargo, en suelos similares, se han encontrado en otras áreas formaciones puras de Prosopis alba.

Otros autores como MORELLO & SARAVIA TOLEDO (1959) mencionan que éstas formaciones higrófilas dependen de la napa freática y que los algarrobales suplantarían al bosque deSchinopsis balansae cuando la napa freática se encuentre a menos de 18 centímetros; ESSER (1982) menciona lo mismo diciendo que siempre éstos bosques se desarrollan en las cercanías de los pantanos, bosques de ribera y lagunas temporarias, debido a la necesidad del freático; en el Chaco central y Oeste, área de abundancia de los algarrobales.

HUECK (1978), menciona que el bosque de algarrobo es característico de las zonas secas y halófilas y que aparecen en las regiones más desfavorables ecológicamente, con precipitaciones que descienden al mínimo, con menos de 500 milímetros anuales o porque los suelos se vuelven más salobres, a veces cubiertos por una costra de sal; agrega que cohabita con espinosas comoProsopis ruscifolia, Stetsonia coryne, Opuntia quimilo y especies de Acacia y Mimosa. En el Chaco paraguayo, éstos bosques soportan mayores niveles de precipitación, alrededor de 900 – 1.000 milímetros y en períodos de sequía pueden soportar unos 3 – 6 meses sin agua y se los ha observado en estado prácticamente puros. MORELLO & ADAMOLI (1974), incluyen a Prosopis nigra como una especie invasora del Chaco argentino y no dando una definición concreta del hábitats de éstos algarrobos.

Estos bosques son muy abundantes hacia el centro del Chaco y forma masas densas a la altura de Tinfunqué, 23º 48' S, 60º 25' W y Tres Marías en las cercanías de la localidad anterior. Hacia el Este, Río Paraguay, se presentan formando masas discontinuas, en suelos más elevados que los palmares inundables de Copernicia alba, bordeando a éstos.

Más hacia el Oeste, en el área cercana al alto Río Pilcomayo (Mayor Gardel, Mayor Infante Rivarola, Pozo Hondo y Pedro P. Peña), se presentan también éstos bosques inundables de "algarrobo", siendo la especie en este caso Prosopis alba, el "algarrobo blanco", especie que asociada a otras, se desarrollan sobre las barrancas del Río Pilcomayo.

Tal vez la dominancia hacia el Oeste de Prosopis alba sobre Prosopis nigra más al centro, se deba a algún factor edáfico, teniendo en cuenta la dominancia de los limos hacia el Oeste y las arcillas hacia el centro.

En efecto, el factor edáfico parece ser el limitante puesto que en las asociaciones vegetales también Prosopis nigra se diferencia de Prosopis alba; así mientras que Prosopis alba se asocia con Vallesia glabra y Solanum argentinum, afíncándose en las barrancas altas del Río Pilcomayo,Prosopis nigra se asocia a otras especies higrófilas tales como: Cathormiom polyanthum,Calycophyllum multiflorum, Phyllostylon rhamnoides y Tabebuia nodosa .

2. Matorral con labón ("labonales")

Se desarrollan en las mismas condiciones que el anterior, sobre suelos impermeables, arcillosos y con inundación temporaria; la especie dominante es en éste caso Tabebuia nodosa, el "labón", a veces el único componente o acompañado por Calycophyllum multiflorum, Phyllostylon rhamnoides o Cathormion polyanthum, entre otras; son muy abundantes en el centro-este del Chaco.

CIF (1991), menciona que los labonales se desarrollan sobre "raleras", correntadas, zonas inundables y depresiones asociadas frecuentemente a Bulnesia sarmientoi y Phyllostyllon rhamnoides. El "palo santo", se caracteriza por ser una especie que, si bien coloniza suelos inundables, son por lo general muy salobres y se encuentran rodeando a los "saladares".

También SPICHIGER et al. (1991) mencionan la misma asociación de Bulnesia sarmientoi yTabebuia nodosa y lo denominan "matorral higrófilo", agregando que se desarrollan sobre suelos arcillosos e inundables temporariamente y que en sus formas extremas puede llegar a constituir unas formas extremas de cactáceas denominada "cardonal"; si bien esta asociación "palosantal – cardonal" es común con condiciones extremas xeromórficas, Tabebuia nodosa y Ruprechtia triflora están ausentes.

LOPEZ GOROSTIAGA (1981) menciona que Tabebuia nodosa aparece en aquellos sitios en donde el modelado fluvial actúa con una mayor intensidad y eventualmente puede aparecer sobre suelos salobres, también agrega que forma parte de las especies que se desarrollan dentro de cualquier matorral que crece en áreas inundables.

Tabebuia nodosa es también una especie que habita en el bosque xerofítico denso, en las partes más húmedas, así como también en las sabanas inundables del Chaco húmedo, en forma aislada.

3. Bosques higrofilos con palo blanco ("paloblancales")

Son bosques desarrollados en condiciones similares a los anteriores citados, con inundación prolongada que en varios años lluviosos sobrepasa los 6 meses; la especie dominante esCalycophyllum multiflorum, el "palo blanco", a veces acompañado por Phyllostylon rhamnoides yTabebuia nodosa.

Son muy abundantes hacia el área de las colonias Mennonitas: Neuland, Chaco Central y sus alrededores; el estrato herbáceo es similar al de los anteriores.

LOPEZ GOROSTIAGA (1984) menciona que los "paloblancales" se desarrollan sobre las "cañadas" como agrupaciones de especies forestales del tipo galería, en algunos puntos de concentración de la escorrentía, en cauces más o menos organizados; agrega que pueden formar un bosque denso en donde es menos intensa la acción de los derrames fluviales; menciona queChlorophora tinctoria; Pisonia zapallo, Pterogyne nitens, Cathormion polyanthum y Phyllostylon rhamnoides son acompañantes habituales de estas formaciones.

Es probable que algunas de las especies mencionadas aparezca, en particular Phyllostylon rhamnoides, y otras como Cathormion polyanthum, Chlorophora tinctoria, Sapindus saponaria yPisonia zapallo, ya que soportan inundaciones periódicas no así Pterogyne nitens ya que se desarrollan en los espartillares arenosos no inundables y con suelos altamente permeables.

Hacia el Sudoeste, en los alrededores de General Bruguez, se encuentran Sapindus saponaria yPisonia zapallo, como acompañantes de Calycophyllum multiflorum en los paloblancales (DEGEN; 2000, comentario personal).

CIF (1991) menciona que Calycophyllum multiflorum forma parte de los bosques de galerías acompañados por las especies mencionadas en el párrafo anterior a las que agrega Gleditsia amorphoides y Enterolobium contortisiliquum, distribuyéndose preferentemente sobre fluvisoles.

SPICHIGER et al. (1991), también cataloga a éstos bosques dentro de la categoría de "bosques higrófilos de galería", agregando que gracias a los cursos de agua, éstas formaciones penetran en regiones mucho más áridas que la zona de origen, agregando que se desarrollan en el Norte y en Sur y son menos frecuentes en la parte central del Chaco seco. Si bien están presentes en el Chaco bajo, Sudeste y Este, las áreas más densas de poblaciones más puras es justamente el Chaco Central (MERELES & DEGEN, 1997).

4. Matorral con chañar ("chañarales")

Se desarrollan en las mismas condiciones que los anteriores, es decir, sobre suelos inundables e impermeables, arcillo – limosos y a diferencia de los anteriores, bastante salobres del tipo solonetz y planosoles. Formando rodales puros, abundan hacia el centro y Oeste, en el área de inundación del Río Pilcomayo y su zona de influencia y prácticamente desaparecen como manchones monoespecíficos hacia el Chaco Central Norte y Este, en donde se los encuentra más frecuentemente como individuos aislados.

La especie preponderante en éste bosque es Geoffroea decorticans, el "chañar" que, cuando no forma poblaciones muy puras, se encuentra frecuentemente acompañado por Caesalpinia paraguariensis, Prosopis alba y Capparis twediana. Como se trata de un bosque inundable, su estrato herbáceo es pobre y adaptado a dichas condiciones; algunas especies dentro de éste estrato son: Phyla reptans, Solanum glaucophyllum, Solanum chacoense, Neptunia pubescens(si hay inundación), Ruellia tweediana y, por lo general, no disponen de ninguna cubierta vegetal sobre las capas superiores del suelo.

MORELLO & SARAVIA TOLEDO (1959) mencionan que ésta comunidad forma parte del bosque denominando de "perirepresa" acompañados por Prosopis alba y Prosopis nigra, en áreas en donde hay asentamientos ganaderos; éste cinturón de "perirepresa" fue observado frecuentemente en el Chaco Boreal, también en zonas ganaderas, sobre suelos removidos, inundables, en borduras de las represas y tajamares.

LOPEZ GOROSTIAGA (1984) menciona que Geoffroea decorticans se ubica sobre las "raleras"; éstas se constituyen en una suerte de depresiones poco marcadas que acumulan agua por escurrimiento superficial, RAMELLA & SPICHIGER (1989), acompañada por Prosopis alba,Tabebuia nodosa, Prosopis nigra y Caesalpinia paraguariensis, todas especies de áreas inundables, no formando bosques puros.

SPICHIGER et al. (1991) añade que éstas formaciones forman fajas alrededor de las áreas inundadas, como bosques en galería o en las orillas de esteros y pantanos, siendo poco frecuentes en el Chaco seco; de hecho, lo considera como "unidades zonales" dentro de las formaciones del Chaco húmedo; en realidad, Geofroea decorticans se encuentra en forma aislada en éste Chaco, lo mismo que Geofroea striata, más escasa; los bosques puros se hallan en el centro y centro Oeste.

CIF (1991) menciona a este bosque como un "matorral de inundación" y sujeta a inundaciones temporales, compartiendo con otras especies como Geoffroea striata, Prosopis hassleri,Prosopis ruscifolia y Prosopis nigra; agregan que abarca una superficie aproximada de 1018 520 hectáreas, lo que equivales a un 4,13% del territorio.

Geoffroea decorticans es particularmente abundante hacia el Oeste, en el área de influencia del Río Pilcomayo, en donde la textura limosa domina en los suelos. Según las observaciones registradas en estas áreas, las poblaciones de Geoffroea decorticans colonizan suelos abandonados por otras especies como por ejemplo Tessaria integrifolia.

En efecto, los bancos arenosos y recién conformados son colonizados rápidamente por Tessariaintegrifolia y menos abundantemente por Tessaria dodonaefolia y Tessaria ambigua. A medida que se produce la colmatación del mismo y estos suelos se consolidan, otras especies van reemplazando a Tessaria integrifolia, tales como: Salix humboldtiana var. martiana y Geoffroea decorticans. En ambos casos, se conforman nuevas poblaciones puras.

Geoffroea decorticans es una especie colonizadora de suelos húmedos, ya consolidados y ricos en limos, muy agresiva en el Chaco Boreal (MERELES & DEGEN, 1997).

5. Matorral con viñal ("viñalares")

Estos matorrales inundables se desarrollan también en condiciones similares a los anteriores, vale decir sobre suelos inundables temporariamente, pero más salados, con dominancia también de solonetz y planosoles. La especie dominante y a veces única componente del bosque esProsopis ruscifolia, el "viñal", que se constituye en especie colonizadora de éstos suelos (MERELES & DEGEN, 1997), particularmente en aquellas áreas en donde el bosque primitivo ha sido modificado, principalmente "palosantales" con Bulnesia sarmientoi.

Se desarrollan más frecuentemente entre 22° S y 58° W sobre el área de depósito de cloruros, (MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS Y COMUNICACIONES & PNUD, 1985). Es en ésta área en donde la acción antropógena se concentra sobre el desvío de los cauces temporarios de agua, con construcción de represas sobre los mismos, originando un proceso de salinización de los suelos y es ahí en donde Prosopis ruscifolia pasa a colonizar áreas de transición, desde las salobres hacia los matorrales ubicados sobre zonas con extrema salinidad, (saladares), aunque no avanza sobre éstos, aprarentemente porque Prosopis ruscifolia soporta un tenor máximo de sal luego del cual perece.

Se ha observado también que Prosopis ruscifolia es una colonizadora invasora en aquellos lugares en que las sabanas hidromórficas de Copernica alba han sido alteradas por el hombre, lo que puede observarse al Sur de Pozo Colorado, 23° S, 60° 35´ W, en aquellas áreas comprendidas entre la vegetación húmeda y los bosques de transición hacia las áreas más secas.

Según SANJURJO (1977), los "viñalares" se encuentran en el área limitante entre dos tipos de vegetación: la húmeda y la que se encuentra en transición hacia el bosque seco. En realidad es muy abundante hacia el litoral del Río Paraguay y centro del Chaco, en el límite Sur de las colonias Mennonitas.

Como resultado de éstas observaciones, se considera a Prosopis ruscifolia como una especie invasora pero al mismo tiempo pionera en la restauración de las formaciones leñosas y cuyos bosques originan una vegetación marginal en los campos alterados por el hombre y muy ligada al factor suelo.

El sotobosque es generalmente ralo, muy pobre, con agua casi permanente, sobre todo en primavera, verano y otoño y con abundantes epífitas como: Tillandsia meridionalis, Tillandsialoliacea y Tillandsia duratii y con abundantes líquenes.

TORTORELLI (1954) y MORELLO(1971) mencionan que Prosopis ruscifolia ocupa campos en suelos rudimentarios con mucha facilidad y que, en aquellos suelos con aptitud forestal revela mucha fortaleza en la reconstitución del bosque desaparecido, agregando el último autor que esta especie juega un rol importante en la reestructuración y restablecimiento de las relaciones funcionales entre las especies, una vez que los ecosistemas inestables van siendo reestructurados, ya sea por sedimentación natural o por procesos antropogénicos.

Su dispersión es facilitada por el ganado ya que sus frutos son muy apetecidos por los mismos, dando un tratamiento previo a las semillas al sufrir un proceso de ablandamiento dentro del tubo digestivo, (dispersión endozoófila),(TORTORELLI, 1956).

MORELLO (1971), menciona que Prosopis ruscifolia nunca penetra en aquellos lugares estables que alojan agrupamientos de fuerte cohesión funcional, estructural y florística, agregando que penetran con facilidad en donde existe inestabilidad por migración de cauces, por desecamiento de esteros y diversos disturbios humanos; agrega que coloniza sistemas abiertos, bien estructurados funcionalmente, pero alterados, desde banquinas hasta pastizales y cultivos abandonados.

LOPEZ GOROSTIAGA (1984), menciona que Prosopis ruscifolia forma parte de los matorrales denominados de "cañadas", (antiguos cauces inundables temporariamente), aunque no conformando consocies puros y acompañados por Cathormion polyanthum, Chlorophora tinctoria, Phyllostylon rhamniodes y menos frecuentemente, Copernicia alba, especies éstas que soportan inundaciones periódicas; agrega también que forma parte del los "peladares", (áreas bajas con poca cobertura vegetal), en aquellos sitios en donde los suelos presentan alta concentración salina, al igual que CIF (1991).

SPICHIGER et al. (1991), menciona a los viñalares como "bosques xerófilos antropógenos", agregando que se trata de una formación vegetal de substitución (paraclímax) de las formaciones naturales, luego de un pastoreo intensivo.

6. Bosques higrofilos con timbó'y

Se desarrollan en las mismas condiciones que los anteriores bosques inundables mencionados, sobre suelos impermeables y ricos en contenido de arcillas; la especie dominante en este caso es Cathormion polyanthum, el timbó'y o "timbo de agua" que frecuentemente se encuentra acompañada por Tabebuia nodosa, Chlorophora tinctoria y Calycophyllum multiflorum. El sotobosque es ralo y pobre en especies, predominando las poáceas como Hymenachne amplexicaulis, Oplismenus hirtelus, Paspalum sp., Pennisetum nervosum y las ciperáceas comoCyperus odoratus, Cyperus surinamensis, Rhynchospora corymbosa, Eleocharis nodulosa y Carexsp.

No abarcan grandes extensiones, predominando como manchones dentro del bosque xerofítico típico; en ocasiones, el agua que inunda el bosque puede subir a más de 1 metro de altura llegando la misma a la altura del fuste de algunos árboles.

LOPEZ GOROSTIAGA (1984), menciona a ésta especie como típica de los bosques de ribera del Chaco más húmedo así como los de galería; agrega que ocupa el bosque mesofitico, habitando terrenos más bien altos y cubriendo suelos bien drenados; sin embargo, Cathormion polyanthum, si bien puede formar masas puras o cohabitar con otras especies, lo hace por lo general sobre suelos impermeables, compactos y mal drenados.

El mismo autor agrega que habita los matorrales de cañadas junto a Calycophyllum multiflorum, Chlorophora tinctoria, Pisonia zapallo y Phyllostylon rhamniodes; como se ve, especies de suelos mal drenados e inundables.

CIF (1991) mencionan a ésta especie como componente de los bosques de galería, asociados a las escorrentías permanentes o relictuales de agua y ocupan áreas sometidas a inundaciones temporales.

Otros consocies que aparecen frecuentemente en áreas de inundación periódicas lo constituyen aquellos conformados por Chlorophora tinctoria, la "mora", Coccoloba guaranitica yCoccoloba spinescens, frecuentes al Pilcomayo, en donde son particularmente abundantes; Sapindus saponaria, la "casita", que a menudo aparece formando consocies puros aunque poco frecuentes, en el Chaco Central y área de Campo Aceval, Lolita, Río Verde y poblaciones aledañas, acompaña frecuentemente éstas formaciones.

7. Matorral higrofilo con palo bobo ("bobales")

Son matorrales muy típicos desarrollados en las riberas del Río Pilcomayo, formando manchones muy característicos sobre los bancos arenosos arrastrados por las aguas de dicho río, naturalmente suelos permeables inundables. La especie típica que coloniza a éstos bancos esTessaria integrifolia el "palo bobo" o también denominado aliso, en el Chaco argentino.

El "palo bobo" coloniza bancos limosos o arenosos nuevos, cercanos al curso de agua, cuando los mismos están consolidados, aparecen otras especies que van sucediendo a éstos bosques, especialmente árboles higrófilos como Prosopis alba, Chlorophora tinctoria y Calycophyllum multiflorum, entre otras.

También se instalan sobre las riberas altas cubiertas con Sebastiana virgata, el "palo negro" desplazando a éstos en la colonización de cauces antiguos, temporarios y bancos. En general forman consocies puros en donde Tessaria integrifolia y Tessaria dodonaefolia son únicos componentes; más raramente, se encuentran acompañados por algunas especies de Baccharis, la "chirca", apareciendo en el estrato inferior Heliotropium curassavicum, Heliotropium schreiteri,Muehlembeckia sagittifolia, Pluchea sagittalis y varias especies de poáceas.

Según CABRERA (1976), las especies de Tessaria colonizan fácilmente los bancos de arena debido a que poseen raíces cundidoras, gemíferas, con multiplicación vegetativa, razón por la cual se propaga fácilmente formando colonias puras, además de dispersarse por semillas ya que las mismas germinan fácilmente en las arenas húmedas de los bancos de los ríos formando verdaderos almácigos artificiales.

En cuanto a la distribución de los "bobales", el mismo CABRERA (1976) y SANJURJO (1989) mencionan que son frecuentes en los bancos de los ríos Paraná, Paraguay y Bermejo, mientras que TORTORELLI (1956) menciona que además se encuentran en los ríos temporarios que bañan las provincias de Jujuy, Salta, Santa Fé y Corrientes. Formaciones puras en el área de Pilcomayo han sido observadas hacia Tinfunqué, departamento de Presidente Hayes y más hacia el O, en las cercanías de las localidades de Pozo Hondo y Pedro P. Peña, departamento de Boquerón 22° 25' S, 62° 20'W.

Finalmente, BURKART (1957) menciona que las especies de Tessaria mencionadas son invasoras recientes en éstas regiones, penetrando desde el delta del Paraná hacia el Norte.

8. Bosques higrofilos con sauces ("sauzales")

Al igual que los anteriores bosques inundables, éste se instala sobre las dunas del Río Pilcomayo y de algunos cauces temporarios o muertos que bañan la región, sobre suelos permeables y sueltos; la especie dominante es Salix humboldtiana var. martiana, el "sauce criollo" que rara vez aparece formando consocies puros y es frecuente verlo acompañado con Acacia caven,Sebastiana virgata y en el estrato inferior, Solanum glaucophyllum, Phyla reptans y Polygonum punctatum, entre otras.

Donde sí se los observa formando masas densas en las cercanías del Chaco es en el litoral del Río Paraguay, dominando la vegetación de los numerosos bancos de arena apostados a lo largo de éste río, a veces acompañado por Pouteria glomerata, Ocotea aculiatifolia, Sapium haematospermun, Genipa americana y más raramente Triplaris guaranitica. En el estrato herbáceo, es frecuente encontrar a Byttneria filipes, Polygonum punctatum y Muehlembeckia sagittifolia.

Aparentemente, estos salicales son recientes a ésta altura del río pues más hacia el Norte, área del Gran Pantanal, Brasil, no se ha observado en forma de individuos aislados.

9. Matorral mixto con karanda'y (Copernicia alba)

En el Chaco más xerofitico, al Norte, es frecuente encontrar manchones de áreas inundables ocupadas por Copernicia alba, el "karanda'y" o "palmera del agua", se desarrollan sobre suelos compactos, duros e impermeables y con alto contenido en arcillas; son inundables temporariamente. Según RAMELLA & SPICHIGER(1989), en ésta parte del Chaco, éstas formaciones se desarrollan como consecuencia de la geomorfología y la hidrología, encontrándose en depresiones inundadas durante el período de lluvias y que actualmente son escasas debido a que el sistema hidrológico ha cambiado, avanzando hacia el Sur por lo que éstos bosques de palmares podrían ser considerados como formaciones más antiguas del Chaco y actualmente como "formaciones reliquias".

Actualmente se considera que éstos palmares se encuentran en expansión en el Chaco húmedo, debido probablemente al aumento de la napa freática en ésta parte del territorio, lo que sucede debido al aumento en las dos últimas décadas, de las precipitaciones e inundaciones provenientes desde el Río Paraguay. Estos palmares inundables se constituyen en el paisaje más típico del Chaco más húmedo.